ÚLTIMOS DÍAS -DÍA 06: Mariana.

Hace años que no paso por estas calles pero tengo algunos recuerdos de cuando ella me trajo a conocer a sus padres. Estaba  nervioso, sudaba demasiado y tenía mucho miedo.
Era muy joven y tenía muchas preguntas ¿Qué pensarán de mí? ¿Y si no le agrado a su padre?  tenía miedo a que después de esa “entrevista infernal” ellos me desaprobaran y me obliguen a alejarme de ella. Suena un poco exagerado pero en ese momento lo veía así y ella me llevaba muy feliz con ellos. Yo nunca confié en mí tanto como lo hacía ella.
En sus ojos me veía como un héroe de cómics, cuando veía ese brillo en sus ojos cada vez que la tenía en frente créeme que me daba la sensación de ser el único a quien quería amar el resto de su vida.

Entonces llegamos a casa de sus padres y me presentó con esa felicidad que la caracteriza. Yo muy tímido solo respondía sus preguntas con un sí o no, su madre es una persona muy agradable, servicial y hablaba con cierta ternura y su padre era totalmente distinto. Si algo teníamos en común era que ambos somos de pocas palabras pero con la mirada podíamos expresar todo lo que necesita saber el resto y sí, su mirada me decía  “Si pones un solo dedo sobre mi niña, te quitare cada extremidad con un hacha”

“Buenas noches señor o señora, disculpe la molestia ¿podría conversar unos minutos con Mariana”, recuerda solo tienes que decir esto “”Buenas noches señor o señora, disculpe la molestia ¿podría conversar unos minutos con Mariana” dependiendo de quien abra la puerta. Bien…respira profundo, aquí vamos.

-Alguien toca la puerta.
-No te preocupes mamá iré a ver quién es.
-No puede ser, no puede ser es ella, reconozco su voz.
Abre la puerta.
-Bu…Bue…Bu…Hol.. Mariana- puedo escupir entre balbuceos.
Su semblante cambió, ya no estaba sonriendo, se puso más pálida de lo que ya es,sus ojos se humedecieron, sus hombros se encogieron, su mano izquierda temblaba mucho y con la derecha me dio una gran bofetada que no vi llegar en ningún momento.
-Tú, tú estas muerto… esto no puede ser cierto, tú estás muerto.
Ella acaba de sentir mi rostro con su mano derecha y aún no puede creer que esto es cierto, eso me hizo sentir vivo incluso a mí mismo. Yo como un bobo solo la miro a la cara, trato de escupir alguna palabra pero no puedo vocalizar nada, inténtalo, dile que no es un sueño que, sufriste mucho para llegar aquí, que la amas, di algo idiota.
-Ma…Ma…Mari…Te amo. No…no puedo organizar todo lo que pasa en mi cabeza por favor conversemos tranquilos en el jardín.
-¿Sabes cuántos días esperé que llegaras? ¿Cuánto recé para que cruzaras la puerta de casa o tener alguna maldita noticia acerca de como te encontrabas? ¿Y ahora apareces así sin más?
-Puedo explicarlo, dame una oportunidad por favor , solo unos minutos.
-Traeré un abrigo.
Hace mucho frió aquí así que me pongo cómodo en el jardín que está a espaldas de su casa, un lugar que por las noches solo recibe el reflejo de la luna y no hay ruidos que incomoden.Sin duda un lugar perfecto para charlar. Sabía que era un suicidio entrar  a la casa, después de todo ellos deben pensar que soy la peor persona en el mundo y tienen razones para creerlo.

-Cúbrete con ésto, al parecer olvidaste tu abrigo.
-Gracias, lo necesitaba, ¿cómo te sientes?
Ella se sienta a mi lado y concentra su mirada en el suelo. Sé exactamente por qué no me mira.
-Pensé que esto me dolería más, pensé que moriría hasta hasta hace unos momentos pero después de tanto tiempo creo que solo me siento decepcionada y no hay más, debería sentir que el mundo se me cae a pedazos o algo por el estilo pero siendo sincera ya no siento nada.
-Ahora dime eso mismo mirándome a los ojos.
Ella no voltea ni un segundo y encoge sus rodillas rodeándolas con sus brazos para sentirse más cálida.
-Y sé que no lo harás, no podrías decirme todo eso mirándome a la cara porque en la primera palabra te pondrías nerviosa y dirías lo mucho que me quieres.
-Por favor Gabriel, no hagas más difícil esto, me dejaste sola cuando más te necesité.
-Por favor mi niña, mírame solo unos segundos, necesito ser sincero contigo.
Mariana se muerde los labios y sigue firme en su decisión.
-De un momento a otro, mi vida se iba a la basura, perdí mi trabajo cuando un compañero que consideraba mi amigo mintió diciendo que le robaba a la empresa únicamente para quedarse con mi puesto. No tenía con que sostenerme, mamá estaba enferma y papá desempleado también pero ellos no tenían por que saber esto así que traté de conseguir dinero de donde sea, apostando lo ultimo que me quedaba y perdiéndolo todo. No podía ayudarlos y no querían verme porque pensaban que era un egoísta. Eras la única persona que me mantenía en pie, no me importaba perderlo todo si te tenía pero las discusiones no se hicieron esperar, los problemas eran cada vez más frecuentes y caí en depresión, la bebida y las drogas hicieron de esto algo peor y cuando menos lo esperaba estaba en una habitación pútrida luchando contra demonios en mi cabeza. En un momento de lucidez y con el ultimo destello de esperanza me aferré a la vida y decidí recuperarme pensando que sería fácil recuperar a mi mejor amigo, a mis padres y la mujer  a la que amo.
Asesiné a John por lo que hizo, mi padre está enfermo y prometí volver con él después de recuperar al amor de mi vida y estoy aquí, arrastrándome con las fuerzas que me da el amor que siento por ti.
Sé por todo lo que pasaste y sé que luchaste mucho para superarlo, que también pensabas en la muerte tanto como yo.-me acerco lentamente a sus labios, en sus ojos puedo notar ese mismo brillo de hace años, el héroe herido que ha luchado contra todo. coloco mis manos en su cintura y susurro.
-A pesar de eso nos seguimos amando.-Era inevitable el beso, ese con el que tanto soñaba. Ambos llorábamos cuales niños mientras duraba el beso.

Mariana se apartó y rompió en llanto, me acerqué a abrazarla y le pregunté el por qué de sus lágrimas y ella sin más sentenció.

-Gabriel, estoy embarazada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s