ÚLTIMOS DÍAS -DÍA 07: Rocío.

Bien, hoy toca partir y buscar a Mariana.
Me despido de mamá con la promesa de volver con mi novia y visitar a papá. El plan es ir a la casa donde vivía y preguntarle a la nueva propietaria si tiene alguna noticia sobre ella… Espero tener alguna respuesta pues soy algo tonto y no tengo un plan “b”.

Después de unos minutos en coche puedo llegar a la antigua casa de Mariana, toco la puerta y la sorpresa es mía al encontrar a su prima  viviendo ahí.

-Hola Chio.
-¡¡Gabooo!!  Dios mío cuanto tiempo, no… no sé que decir, dime algo, pasa ponte cómodo.
-Rocío, no hay mucho que contar, estuve muy mal, casi a punto de suicidarme y antes de que mi vida acabara, algo me impulsó a luchar por última vez y recuperar mi vida.
-Demonios,  no entiendo nada, ¿por qué querías suicidarte?
-Cuando sentía mi familia desmoronarse, cuando cada uno de mis amigos me traicionaban o simplemente salían de mi vida, Mariana era la única persona en el mundo que podía mantenerme en pie y seguir con mi vida y cuando me alejé de mi familia, cuando no tenía un solo amigo, nosotros discutíamos, nos alejábamos y no pude manejar la situación.
Me hundí en la depresión, las drogas, el alcohol  sentía que moriría en cualquier momento y solo esperaba eso, las voces en mi cabeza me atormentaban al principio cada noche pero con el tiempo el acoso era todo el día, muchas veces tomaba un arma y estaba a punto de jalar el gatillo para acabar con mi vida  pero era muy cobarde para eso, no estaba preparado y siento que esta es mi última oportunidad, siento que puedo recuperar a quienes amo o al menos eso creía…
-¿Si te enteraste de lo que hizo John verdad?
-Sí…lo maté.
-¿Qué dices?
-Fue el primero al que quise recuperar, lo busqué, me enteré de lo que hizo y ciego por la ira al encontrarlo acabé con su vida y me siento muy arrepentido por eso, no duermo en las noches pero hablé con mi madre y me aconsejó. Creo sentirme lo suficientemente fuerte como para recuperar a tu prima.
-Eh…es muy fuerte todo esto, no lo sé Gabriel, ella estuvo muy mal, quiso deshacerse de todo lo que tenga que ver contigo y se mudó porque su psicólogo le dijo que era lo mejor para poder continuar con su vida.
-Te lo ruego Chio, dime algo sobre ella, donde vive, un número de teléfono, algo, necesito hablar con ella, por favor.
-Sabes que te estimo muchísimo pero ella esta mejor así, le ha costado mucho recuperarse y no sé como reaccionará al verte.
-Te juro que no le fallaré, que no le haré daño, tú sabes cuanto la amo, de rodillas te lo pido no me dejes solo en esto por favor, ella es mi última  esperanza.
-Te conozco muy bien y sé que eres un tonto, distraído , impulsivo y llorón pero sé que nunca le harías daño, ella me ha contado cuantas veces renunciaste a muchas cosas por verla feliz y  ahora puedo notar el enorme esfuerzo que haces por ella. Aun así no creo que sea lo correcto.
-Entiendo… creo que volveré a casa y… no lo sé. Adiós.
Recojo mis cosas muy triste, trato de pensar en algún modo de contactarla o si es correcto que fuera a buscarla pues Rocío tenia toda la razón quizás está mejor sin mí, quizás esta estúpida lucha no tiene sentido y cuando estaba a punto de salir de la casa y tirar la toalla escuché unas palabras que me devolvieron el alma al cuerpo.

-Mañana nos reuniremos todos en casa de sus padres por el cumpleaños de mi tía, puedes buscarla pero por favor no armes un bochorno porque yo  misma te echaré a patadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s