MELANCOLÍA -Cap. 12: Hoy a las cuatro.

-Hola, ¿Sebas?
-Hola Isabel, ¿sabes cuándo llega Naiara?
-Acaba de llegar, está aquí a mi costado, ¿te paso con ella?
-Aaa…ehm  no, mejor no…
-Eh… ¿Hola?
-Hola Naiara.
-¿Estás bien? Me tenías preocupada.
-Sigo vivo y creo que eso es bueno.
– Ah ya, iré a visitarte a las 4:00, ¿Estás de acuerdo?
-¡Sí claro!, te estaré esperando.
-Entonces nos vemos, cuídate mucho.
-Cuídate también, te quiero.
-Hasta luego. –corta la llamada.

Bien, tengo que ordenar este basurero. Empiezo por recoger las cosas tiradas, limpio el polvo, lavo utensilios y ropa.
Una vez terminado me tiro a la cama muy cansado, todo  está hecho pero siento que aún falta algo.
¡Ah! Casi lo olvido. Faltaba yo, de inmediato tomo un baño, me afeito la barba y cambio los trapos que tenía por ropa un poco más decente.
Me siento dos años menor, ya todo está preparado para el encuentro con Naiara. O eso creo.

***
-Sí, tenía una barba que le cubría toda la cara, por un momento dudé si era él.
-¿En serio?
-Si lo hubieras visto saldrías corriendo, su casa estaba patas arriba, tenía muchas tazas en una mesa de noche y muchos papeles tirados. En más de uno leí “deja de torturarme” o “te amo tanto que me enferma”
-Él es adicto al café, no puede empezar el día o terminarlo sin una taza de café caliente.
-¿Y qué piensas hacer?
-Ayudarlo, se me hace tarde iré a buscarlo, deséame suerte.
-Suerte Naiara, cuídate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s