MELANCOLÍA -Cap. 09: Transición.

He llegado por fin, aunque muero de frío, el sonido de la lluvia le trae un poco de paz a mi alma, vienen a mí muchos recuerdos de cuando era niño y salía a correr en el patio, sin preocupaciones, solo disfrutar del frío, el agua y de una taza de leche caliente.

Preparo un poco de café y escribo en mi libreta. Esas voces no pueden arruinarme la noche, por más difícil que sea el momento, la lluvia y la noche me protegen de ellas.

*01 semana después*

Bien, no he salido de mi habitación  y creo que no puedo controlar estas bestias dentro de mí, créeme que trato de ser fuerte y superarlo pero cada día que pasa se hace peor. Tan solo imagina toda la habitación repleta de sombras que me gritan todos los fracasos que he cometido, recordándome todas las veces en las que he fallado y dándome un millón de razones para suicidarme.

*01 mes después*

Ya no hay esperanzas.

*03 meses después*

Llevo un mes sin comer, ya no queda nada en el refrigerador y el café se agotó.
Mi habitación está repleta de papeles, no he respondido ninguna llamada. Traigo barba y el cabello muy largo también he perdido algo de peso.

Quizá esto sea lo último que escriba; Aparte he perdido mi trabajo, familia, amigos y a la mujer que amo, lo único que me falta perder es la vida, pero ya queda poco para eso. Mi aspecto es el de un vagabundo y he perdido el control de mi vida. Total, dejaré de escribir para pensar en cómo estaría viviendo si nunca hubiese perdido a Naiara y creo que eso será todo…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s