MELANCOLÍA -Cap. 08: Despedido.

-Los he citado caballeros a esta reunión, para que nos den ideas y lograr incrementar las ventas, necesitamos publicidad por televisión, carteles, afiches, lo que se les ocurra, el futuro del negocio está en vuestras manos. –dice el jefe de la empresa.

Muchos dan sus ideas, yo miro con mucha atención a un cuadro donde posa el gerente y debajo dice:
“En honor a Clemente Morales, el dueño de la empresa con más ventas del país”

Entonces el jefe dice:
-Sebastián es tu turno, no has dado una alternativa aún. —A lo que respondo invadido por la frustración y sin pensarlo dos veces.
-¿Cuántos han probado esta mierda que vendemos?, ¿Cuántos nos sentimos satisfechos haciendo esto? , ¿Por qué no piensan en cómo mejorar el producto y que las ventas fluyan? Sin hacer publicidad barata que lava el cerebro de la gente tonta que compra los productos porque los colores de la etiqueta son atractivos, opino que usar a las personas como ratas está mal, eso es lo opino.

Todos miran asombrados, nadie hace ningún sonido. El dueño me mira muy furioso y sin quitarme los ojos de encima pregunta:
-¿Alguien más opina lo mismo que el señor? –Los asalariados se miran entre ellos pero nadie responde—Ya veo, entonces Sebastián usted es el único “insatisfecho” aquí así que lo invito a recoger sus cosas y retirarse, no se preocupe por regresar. Está despedido.

Salgo de la oficina, coloco mis pertenencias en una caja de cartón y tenía que caminar hasta la parada de autobuses que estaba a unas 8 cuadras del lugar.
Está lloviendo y en mi cabeza las voces vuelven a enfrentarse:
-(“ESTÚPIDO CÓMO SE TE OCURRE DECIR ESO, ESTÁS ARRUINADO”)
-(“Dijiste  lo que pensabas, eso no tiene nada de malo”)
-(“SÍ, PERO PERDISTE EL EMPLEO POR ABRIR TU MALDITA BOCA, ERES PERFECTO PARA ARRUINARLO TODO”)
-(“No lo eres, todos cometemos errores. Intenta conseguir otro trabajo, te irá bien”)
-(“¿OTRO TRABAJO? LO ÚNICO QUE CONSEGUIRÁS ES LIMPIAR BAÑOS EN UN CENTRO COMERCIAL”)
Llego al paradero y no hay nadie esperando. La lluvia aumentaba y yo me empapaba aún más. Treinta minutos después pasó un señor y me dijo que no llegarían los buses por la intensa lluvia.
Fantástico, ahora tengo que caminar a casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s